¿Se pone coma…? Explicaciones y trucos para resolver todas tus dudas

Hablemos en serio: ¿qué pasa con las comas?, ¿qué han hecho a la humanidad para que las maltraten así? La gente pasa olímpicamente de ellas o, lo que es peor, las ponen al tuntún, como si tuvieran un cupo de comas por página y las dejaran caer a lo loco entre las palabras, solo por cumplir. «¿Qué más da dónde se pone la coma? Si se entiende igual», se excusan algunos. Pero no, no se entiende igual. En matemáticas, el orden de los factores no altera el producto, pero en gramática sí. La importancia de dónde se pone la coma Las comas están ahí para facilitarnos la lectura: ordenan las ideas, evitan ambigüedades y señalan ausencias. Colocarlas mal cambia por completo el significado de la frase, así que hay que tener cuidado con ellas. El ejemplo más manido pero eficaz para entenderlo es una frase de Julio Cortázar: Si el hombre supiera … [Leer más...]

Megapost: Corregir tu libro: expectativas versus realidad

En la escritura, como en la vida, todo son fases. Algunas, positivas, como cuando alguien se lee un relato tuyo y te dice que se ha emocionado, que lo haces genial, que, por favor, nunca dejes de escribir. Eso te impulsa a seguir adelante con más motivación que nunca, ¡escribir es maravilloso! Pero también hay momentos que te hunden en la miseria. Por ejemplo, el de corregir tu libro. Al recibir el texto lleno de tachones en rojo, duele tanto que te preguntas si merece la pena publicarlo. ¡Eres una estafa para los lectores! ¡Se van a reír de ti! Así se sintió un escritor primerizo que pertenece al grupo de El Escritor Emprendedor, de Facebook. Afortunadamente, compartió su experiencia con el resto de miembros de esa comunidad. Eso le sirvió para darse cuenta de que lo suyo no era un caso aislado. Tanto la cantidad de correcciones que … [Leer más...]

Megapost: ¿Cómo corregir galeradas? Elementos básicos que revisar

Las galeradas son esas primeras pruebas en papel (o en formato digital) de un libro antes de ser mandado a imprenta. El corrector profesional suele realizar su última revisión sobre las galeradas, para así señalar los errores ortotipográficos que se hayan colado tras la corrección de estilo y los fallos de maquetación que el maquetador ha de subsanar. De este modo, el texto queda limpio de erratas y errores, listo para ser impreso. Pero ¿los escritores tienen que saber corregir galeradas? Sí, al menos los fallos de maquetación más evidentes. Si publicas con una editorial tradicional, lo habitual es que recibas las galeradas de tu libro para que las revises. Tendrás que indicar los errores que detectes, y una vez solventados por el maquetador, dar tu visto bueno para que el libro pase a la fase final del proceso de edición: la … [Leer más...]

Megapost: Cómo corregir una novela en Word con el control de cambios (y otros trucos)

A lo mejor estoy anticuada, pero siempre escribo en Word. Aún no me he aventurado a descubrir las bondades de Scrivener, el programa que suelen recomendar los escritores. Y sé que no soy la única que sigue aferrada a Word. Por algo es el procesador de textos más popular del mundo. Todos sabemos utilizar las funciones básicas de Word: crear un nuevo documento, aplicar formatos, diseñar la página… Quien más y quien menos ha insertado notas al pie, índices, tablas, imágenes… Word está lleno de posibilidades. Sin embargo, me he cruzado con muchos escritores que corrigen en Word y no utilizan el control de cambios. No tienen ni idea del partido que pueden sacarle a lo largo del proceso de escritura y reescritura. En algunos casos, ni siquiera saben que existe. Por eso voy a explicar los pormenores del control de cambios que todo escritor … [Leer más...]

No saber la diferencia entre tema, trama y argumento arruinará tu novela

—He escrito un libro. —¿Ah, sí? ¿Y de qué va? Todos los que escribimos hemos vivido alguna vez este momento, ¿verdad? Yo odio esa pregunta porque nunca sé qué contestar. A menudo lo resumo en algo así: —Pues… es una saga familiar de realismo mágico en un pueblo ficticio. Si las palabras «realismo mágico» no le suenan a chino a mi interlocutor, me responde: —¡Anda! Al estilo de Cien años de soledad, ¿no? —Sí, algo parecido… Soy consciente de que así no contesto a su pregunta. Me limito a decir los géneros literarios en los que encaja mi historia. Pero la mayoría de personas se quedan satisfechas con esa explicación (¡menos mal!). Sin embargo, otras no, y siguen indagando... De qué hablamos cuando hablamos de qué va Rebobinemos: —He escrito un libro. —¿Ah, sí? ¿Y de qué va? —Pues… es una saga familiar de realismo mágico en un … [Leer más...]

Enamorar a los lectores: ¿y eso cómo se hace?

Hay muchos tipos de escritores. Imagino que ya habrás visto la clasificación entre escritores de brújula y escritores de mapa.  O entre escritores arquitecto y escritores jardinero, de los que habló hace poco Ana González Duque, añadiendo una tercera categoría. Pero seas del tipo que seas, tu objetivo como escritor es el mismo: enamorar a los lectores. Solo así consigues que se lean tu libro entero y que estén deseando que publiques otro para devorarlo también. Pero en la literatura, como en el amor, no hay una única manera de seducir a los lectores. ¿Qué tipo de seductor quieres ser? Escritor/Ligue de una noche Primero pregúntate qué tipo de seducción quieres llevar a cabo como escritor. ¿Buscas ser como esos que se ligan a alguien distinto cada noche? ¿Esos que tienen una lista interminable de conquistas, pero con los que nadie … [Leer más...]

¿Te han poseído los galicismos?

Atención, examen. Lee las siguientes frases y señala las que estén escritas correctamente en cada caso: a) Me he comprado una olla de vapor. b) Me he comprado una olla a vapor. c) Me he comprado una holla de vapor. a) Estos son los temas por tratar en la reunión. b) Estos son los temas a tratar en la reunión. c) Estos son los temas por tratar en la reunion. a) Debe comportarse de acuerdo con las normas. b) Debe comportarse de acuerdo a las normas. c) Debe conportarse de acuerdo a las normas. a) No soporta a su vecino. Lo odia de muerte. b) No soporta a su vecino. Lo odia a muerte. c) No soporta a su vecino. Lo ódia a muerte. a) Hoy celebramos una fiesta en honor de mis padres. b) Hoy celebramos una fiesta en honor a mis padres. c) Oy celebramos una fiesta en honor de mis padres. a) Es un creído. No para de mirarse en el … [Leer más...]

¿Cuál es el colmo de un escritor?

¿Cuál es el colmo de un escritor? Parece un chiste, pero te lo pregunto en serio. ¿Necesitas una pista? A ver… Es algo en lo que suelen caer los escritores noveles, pero sobre todo los escritores malos o simplemente vagos. ¿Ya lo sabes? Te daré otra pista, esta vez con un refrán: si en casa del herrero, cuchillo de palo, en casa del escritor… Pobreza de vocabulario Sí, el colmo de un escritor es tener un vocabulario pobre. Cuando tu herramienta de trabajo son las palabras, la gente espera que emplees la palabra perfecta en cada momento, es decir, la palabra más precisa. Porque ese es el quid de la comunicación efectiva. Es fácil caer en la pobreza de vocabulario cuando escribes sin pensar. Tu cerebro se pone en modo piloto automático y echa mano de las mismas palabras todo el rato. Al uso reiterado de las … [Leer más...]

Autopublicar por primera vez. Entrevista a Rolly Haacht

Dicen que autopublicar es fácil: escribes, lo subes a Amazon y ¡listo! Ya eres escritor. A vender. ¡Ja! Ojalá fuera tan sencillo. Hay que tener en cuenta un montón de tareas antes, durante y después de la publicación: corrección, maquetación, portada, burocracia, promoción y un sinfín de pormenores más de los que no somos conscientes hasta que vemos el proceso de edición desde dentro. Autopublicar por primera vez es una odisea, y no todos los autores autopublicados llegan a buen puerto. Confesiones de una autopublicada novata A los escritores noveles se nos muestra la autopublicación como una salida rápida. ¿Para qué esperar las respuestas de las editoriales durante meses? Respuestas que a veces ni siquiera llegan o que, cuando lo hacen, rompen todas nuestras ilusiones con ese «no está en nuestra línea editorial» y demás frases … [Leer más...]